¿La música puede afectar tu estado de ánimo?

estado de ánimo

Se han realizado muchos estudios por parte de los profesionales de la salud incluyendo neurólogos, psicólogos y psiquiatras que demuestran que la música tiene la capacidad de influir sobre las personas tanto positiva como negativamente y que sus efectos son inmediatos pero también pueden ser duraderos.

Las distintas experiencias personales hacen que vayamos desarrollando diferentes gustos y preferencias en cuanto a la música.

Si bien a prácticamente todos los bebés les gustan las canciones de cuna, haciendo de esto una respuesta común a un tipo de música, también se cree que el gusto de los niños por algún tipo de música puede estar muy influenciado con lo que sus padres les hagan escuchar incluso desde que se encuentran en la panza.

Estas experiencias van a estar relacionas con lo que podamos sentir al escuchar cierto tipo de música, incluso con los recuerdos y sensaciones que nos vengan a la mente muchos años después.

Por ejemplo una canción que escuchábamos de niños junto a nuestros padres o a un abuelo puede estar guardada en nuestra mente durante años y al volver a escucharla siendo adultos puede desatar toda una catarata de sentimientos.

Más allá de los distintos gustos, todos tenemos algún estilo musical que va de acuerdo a nuestro estado de ánimo, hay canciones que nos hacen sentir triste y canciones que nos alegran.

Incluso dentro de la alegría por ejemplo hay canciones que nos levantan el ánimo, canciones que nos acompañan en las tareas rutinarias como la limpieza de hogar y hay canciones que nos cambian el humor inmediatamente en cuanto comienzan y nos hacen querer pararnos de la silla y ponernos a bailar.

Lo mismo en cuanto a la tristeza.  Hay canciones que simplemente nos hacen estar tristes momentáneamente y hay canciones que nos llevan hacia un pozo depresivo, estas suelen ser las que elegimos en esos momentos en que realmente estamos mal por algún motivo y queremos profundizar eso aún más.

¿Quién no ha estado triste luego de una ruptura amorosa y lloró por horas escuchando la misma canción?

Las canciones también pueden recordarnos a alguien por distinto motivos y transportarnos mentalmente hacia tales situaciones que vivimos con esa persona.

Aprovechando la capacidad de la música para cambiar nuestro estado de ánimo es que por ejemplo los odontólogos la utilizan para calmar a esos pacientes nerviosos que llegan al consultorio, los gimnasios eligen canciones con mucho ritmo que transmiten energía a los deportistas.

Las bandas militares utilizan melodías que ayuden a desarrollar confianza y coraje, los centros comerciales sintonizan música muy alegre para motivar el buen humor en los clientes para que estos realicen sus compras con más entusiasmo.

Muchos estudiantes escuchan melodías que los ayuda a mejorar su concentración, los profesionales utilizan música en las nuevas terapias para mejorar las capacidades motoras de los pacientes y estos son solo algunos ejemplos.

Entonces ya sabes, cuando necesites levantarte con buen humor, salir a correr y despejar tu mente o descargar un poco de tristeza, solo necesitas encontrar la canción ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *