Conceptos Musicales Básicos en Todos Los Estilos de Improvisación

Conceptos musicales

Conceptos Musicales y improvisación consiste en poder concebir y ejecutar alguna acción de manera simultánea. Dicho en otras palabras, improvisar significa poder hacer algo que no fue elaborado con anterioridad.

Muchas veces asociamos a un “buen músico” con su capacidad para improvisar en el escenario ¿verdad?, ¿quién no ha escuchado o dicho alguna vez que tal o cual músico es un genio por su gran capacidad de improvisación en el escenario?

Es verdad que, la capacidad de improvisar puede diferenciar mucho a un artista de otro. Hay excelentes músicos que pueden tocar obras que implican una gran dificultad técnica, pueden ser grandes intérpretes y conocedores del género que tocan pero no tienen la capacidad de improvisar algo con coherencia si no lo han meditado, practicado y pulido previamente.

En la música, cuando hablamos de improvisación, nos podemos estar refiriendo a la melodía, el ritmo, el aspecto armónico o a la letra por conceptos musicales.

En la mayoría de los casos cuando queremos comenzar a tocar un instrumento o a escribir la letra de una canción, empezamos improvisando.

Ya sea con una guitarra, una armónica o un piano, por lo general lo primero que hacemos es tratar de “tocar algo nuevo” o imitar una canción sin saber realmente lo que estamos haciendo.

Pero, ¿de qué depende o qué necesitamos para crear una buena improvisación?

Como estamos hablando de un proceso espontáneo se puede llegar a creer que “todo vale” pero la realidad es que la mayoría de las improvisaciones no tienen sentido y la audiencia no puede seguir el ritmo.

Algunas de las cosas que más influyen en el improvisador son:

  • La capacidad creativa, es decir, la condición de poder inspirarse y tener imaginación como para poder visualizar algo nuevo. Esto va de la mano del estado emocional a la hora de improvisar. Este punto varía mucho entre los artistas y con el tiempo cada uno va descubriendo en qué momento se encuentra más apto para crear nuevas canciones o en qué debe mentalizarse.
  • Conocimiento del estilo. Es claro que debemos saber de qué trata el tipo de música que queremos hacer ya que es muy distinto tocar jazz o rock, por ejemplo se utilizarán distintas escalas y armonías.
  • El desarrollo técnico del instrumento que se posee. Es fundamental tener un estudio teórico, conocer el instrumento que se está tocando. Mientras más conocimientos se posean acerca del instrumento, más herramientas vamos a tener para obtener buenas melodías y lograr nuevos acordes.

Debes aprender a leer notas, como articularlas para que el sonido fluya, conocer la estructura de la música.

En cuanto a la melodía por supuesto debe ser una prioridad el hecho de lograr tocar melódicamente, para esto es fundamental conocer las distintas escalas musicales y como utilizarlas para que exista continuidad. Cada estilo musical utiliza distintas escalas.

Claro que el ritmo es importante y su conocimiento hará que se puedan emplear distintos ritmos al mismo tiempo brindando una gran riqueza musical.

La improvisación va de la mano de un conjunto de habilidades que incluyen la audición, ejecución, análisis y composición.

Para poder integrar estas habilidades, además, debemos ejercitar la memoria, mejorar nuestra audición y lograr representar internamente la música. Debemos poder ver y anticipar los componentes del discurso musical que queremos lograr.

Entonces ya sabes, si bien tu capacidad de improvisación va a depender de cuanta imaginación tengas, es fundamental que estudies tanto como puedas al instrumento que deseas tocar y el tipo de música que te interesa.

Los Mejores Festivales de Música Para Participar en Este Verano en Europa

Festivales de Música

Uno de los grandes atractivos que tiene Europa, tanto para los nativos como para los turistas, son los grandes festivales de música que duran días o hasta semanas y que  resultan un atractivo tan grande que cuentan con la presencia de miles y miles de personas.

Claro que tienen algunos aspectos negativos como las largas colas, la alta de posibilidad de perder a tus amigos entre la multitud y lo lejos que puede estar la zona de camping del festival, pero realmente valen la pena!

¿Cuáles son los mejores festivales de música en verano?

La verdad es que hay cientos, podría decir miles, de festivales que se celebran en el verano por todos los rincones de Europa y que abarcan todos los estilos musicales.

Vamos a ver cuáles son los más importantes, los que nadie debería dejar de visitar al menos una vez en la vida.

Festival Sziget en Budapest, Hungría

Tomorrowland

¿Puedes imaginar una semana entera en una isla, plagada de cantantes, tiendas de campaña y festivaleros? Atractivo ¿no?

Tiene lugar en Obu dai-sgizet entre el 9 y el 16 de Agosto y promete 7 días intensos e increíbles artistas como Nervo, Paul Vandyk, Pj Harvey, Flume, Tom Odell, The Kills y muchos artistas más.

Sin dudas es uno de los festivales de música electrónica más importantes de Europa.

Tomorrowland es sin duda es uno de los festivales más conocidos en el mundo, se dice que es el festival de festivales de música electrónica.

En el 2005 fue su primera edición y desde allí no ha parado de crecer, aumentando año a año la capacidad de albergar personas y la cantidad de escenarios.

La edición de este año se dará del 21 al 30  de julio en Boom, Bélgica y algunos de los artistas que se van a presentar son Axwell /Ingrosso, Tiesto, Steve Aoki, Marco V, Paul Van Dyk, wAFF, Adam Beyer, Alesso, Disciples,  Dr Rude y muchísimos artistas más.

Este festival también tiene como atractivo la DreamVille, esto lo diferencia de los tradicionales campings festivaleros ya que tiene buenos restaurantes e incluso una fiesta prefestival.

El Optimus Alive es la escena indie pop rock internacional y se da cita en el Passeio Marítimo Algés de Portugal entre el 6 y 8 de julio.

Este festival cuenta con varios escenarios y este año tendrá las presentaciones de Bonobo, Ryan Adams, Rhye, Miguel Araújo, The Kills y Foo Fighters, entre otros.

Lollapalooza es un festival que es conocido en el mundo entero. Comenzó en Chicago y debido a su éxito se expandió por muchos países llegando a Berlín por supuesto.

Una de las cosas que lo caracteriza es la variedad de estilos musicales y la calidad de artistas que siempre se presentan.

La edición de este verano será los días 9 y 10 de septiembre en Rennbahn Hoppergarten, Berlin y contará con la presencia de Hardwell, Cro, Materia, Beatsteaks, y también estará Foo Fighters.

Estos son solo algunos de los festivales que hay en Europa, la lista es muy larga e incluye más música electrónica como Creamfields, Rock como PinkPop (el festival a cielo abierto más antiguo del mundo), Rock im Park, PitchFork en París, Open Mic en Praga, Super Bock Super Rock en Lisboa, Festival de Jazz de Niza, y muchísimas opciones más.

Así que ya sabes, si eres de los que disfrutas de estar de fiesta con miles de personas o si aún nunca has vivido esta experiencia, solo debes elegir un lugar de Europa y allí vas a encontrar un gran festival.

 

 

¿La música puede afectar tu estado de ánimo?

estado de ánimo

Se han realizado muchos estudios por parte de los profesionales de la salud incluyendo neurólogos, psicólogos y psiquiatras que demuestran que la música tiene la capacidad de influir sobre las personas tanto positiva como negativamente y que sus efectos son inmediatos pero también pueden ser duraderos.

Las distintas experiencias personales hacen que vayamos desarrollando diferentes gustos y preferencias en cuanto a la música.

Si bien a prácticamente todos los bebés les gustan las canciones de cuna, haciendo de esto una respuesta común a un tipo de música, también se cree que el gusto de los niños por algún tipo de música puede estar muy influenciado con lo que sus padres les hagan escuchar incluso desde que se encuentran en la panza.

Estas experiencias van a estar relacionas con lo que podamos sentir al escuchar cierto tipo de música, incluso con los recuerdos y sensaciones que nos vengan a la mente muchos años después.

Por ejemplo una canción que escuchábamos de niños junto a nuestros padres o a un abuelo puede estar guardada en nuestra mente durante años y al volver a escucharla siendo adultos puede desatar toda una catarata de sentimientos.

Más allá de los distintos gustos, todos tenemos algún estilo musical que va de acuerdo a nuestro estado de ánimo, hay canciones que nos hacen sentir triste y canciones que nos alegran.

Incluso dentro de la alegría por ejemplo hay canciones que nos levantan el ánimo, canciones que nos acompañan en las tareas rutinarias como la limpieza de hogar y hay canciones que nos cambian el humor inmediatamente en cuanto comienzan y nos hacen querer pararnos de la silla y ponernos a bailar.

Lo mismo en cuanto a la tristeza.  Hay canciones que simplemente nos hacen estar tristes momentáneamente y hay canciones que nos llevan hacia un pozo depresivo, estas suelen ser las que elegimos en esos momentos en que realmente estamos mal por algún motivo y queremos profundizar eso aún más.

¿Quién no ha estado triste luego de una ruptura amorosa y lloró por horas escuchando la misma canción?

Las canciones también pueden recordarnos a alguien por distinto motivos y transportarnos mentalmente hacia tales situaciones que vivimos con esa persona.

Aprovechando la capacidad de la música para cambiar nuestro estado de ánimo es que por ejemplo los odontólogos la utilizan para calmar a esos pacientes nerviosos que llegan al consultorio, los gimnasios eligen canciones con mucho ritmo que transmiten energía a los deportistas.

Las bandas militares utilizan melodías que ayuden a desarrollar confianza y coraje, los centros comerciales sintonizan música muy alegre para motivar el buen humor en los clientes para que estos realicen sus compras con más entusiasmo.

Muchos estudiantes escuchan melodías que los ayuda a mejorar su concentración, los profesionales utilizan música en las nuevas terapias para mejorar las capacidades motoras de los pacientes y estos son solo algunos ejemplos.

Entonces ya sabes, cuando necesites levantarte con buen humor, salir a correr y despejar tu mente o descargar un poco de tristeza, solo necesitas encontrar la canción ideal.